viernes, 25 de noviembre de 2011

El CERMI exige que se tomen medidas urgentes para erradicar la violencia contra mujeres y niñas con discapacidad

Comparto con vosotros la nota de prensa que ha emitido hoy el Comité Español de Representantes de personas con Discapacidad (CERMI) con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

El CERMI exige medidas “urgentes y coordinadas” que erradiquen la violencia contra las mujeres y niñas con discapacidad

• El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) alerta sobre la situación de violencia que diariamente sufren las mujeres y niñas con discapacidad.

• “Las mujeres y niñas con discapacidad son víctimas de la discriminación múltiple y, por lo tanto, están más expuestas a la violencia de género, al abuso sexual, al abandono, al maltrato y a la explotación”, señala.


(Bilbao, 25 de noviembre de 2011).- En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) alerta sobre la situación de violencia que diariamente sufren las mujeres y niñas con discapacidad.

En este sentido, exige medidas “urgentes y coordinadas” que erradiquen la violencia contra las mujeres y niñas con discapacidad en todo el mundo, y aborden las causas y el impacto de la violencia, con el objetivo de lograr la “plena” participación en igualdad de condiciones de las mujeres y niñas con discapacidad en todos los ámbitos de la sociedad.

“Las mujeres y niñas con discapacidad son víctimas de la discriminación múltiple y, por lo tanto, están más expuestas a la violencia de género, al abuso sexual, al abandono, al maltrato y a la explotación”, señala.

Según el CERMI, “son víctimas de la violencia tanto en el seno del hogar como fuera de él”, ya que, según explica, existen prácticas consentidas por los Estados, que permiten y, a veces, están dirigidas a las mujeres y niñas con discapacidad, como son la esterilización forzada, el aborto coercitivo, los métodos anticonceptivos obligatorios y otros tratos involuntarios como la institucionalización”.

Estas prácticas, continúa, son consideradas por el antiguo Relator Especial de Naciones Unidas en materia de tortura y los órganos creados en virtud de los tratados de la ONU como “formas de tortura o trato crueles, inhumanos y degradantes”.

“Las reparaciones y el acceso a la justicia quedan a menudo fuera del alcance de las mujeres y niñas con discapacidad, al igual que la participación en programas para prevenir la violencia y programas de protección”, indica el CERMI.

El Comité recuerda que la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas (CDPD) prohíbe cualquier forma de violencia, explotación y abuso contra las mujeres y niñas con discapacidad.

Así, el Cermi exige que se revisen todos los programas y estrategias dirigidos a la eliminación y el abordaje de la violencia contra las mujeres y niñas, a fin de asegurar que incluyen a las mujeres y niñas con discapacidad.

Asimismo, pide a los Estados que adopten medidas específicas que garanticen que las mujeres y niñas con discapacidad tengan acceso a la justicia y puedan ejercer su derecho a la reparación en igualdad de condiciones con las demás personas.

Por último, el Cermi recuerda la “necesidad” de disponer de datos desagregados por sexo, edad, región y discapacidad, para así conocer con “mayor precisión” la situación actual en relación con la violencia contra las mujeres y niñas con discapacidad, que permitan formular respuestas y estrategias “más contundentes”, dirigidas a prevenir y erradicar la violencia contra la mujer.

En este sentido, el CERMI recuerda que los Estados deben adoptar medidas activas para erradicar la violencia sufrida por las mujeres y niñas con discapacidad.

El CERMI es la plataforma de representación y encuentro de las personas con discapacidad que aglutina a casi 5.000 asociaciones y entidades, que representan en su conjunto a los cerca de cuatro millones de personas con discapacidad que hay en España. Su objetivo es conseguir el reconocimiento de los derechos y la plena ciudadanía en igualdad de oportunidades de este colectivo.

viernes, 14 de octubre de 2011

Presentación del libro "Lágrimas por ti. Vivir la discapacidad en familia".

El periodista invidente Mariano Fresnillo ha presentado este jueves, en la delegación de la ONCE en Baleares, su libro Lágrimas por ti. Vivir la discapacidad en familia. Cuando leemos la primera parte del título, “Lágrimas por ti”, da la impresión de que en él se narra una historia triste. En eso nos equivocamos.

En las páginas del libro, encontramos un gran reportaje periodístico en el que once familias, cada una con un miembro con discapacidad, nos cuentan su testimonio, todos ellos impactantes. Cada una de estashistorias está planteada desde el punto de vista de la familia como gran sustento y apoyo para asimilar las distintas problemáticas y superar cada obstáculo que se interponga en el camino. Así, en sus vidas, nos dice Mariano Fresnillo, ha habido muchas lágrimas. Lágrimas, a veces, de tristeza, de alegría, y más importante aún, de esperanza.

Durante la presentación, hemos contado con el testimonio de Miquel Àngel Verd, el padre de Lluc, uno de los niños protagonistas del libro, vecino de Palma. Lluc tiene siete años y padece distrofia muscular de Duchenne. Se trata de una enfermedad degenerativa que hace que se vaya perdiendo la movilidad de todos los músculos, comenzando por las extremidades, hasta llegar al corazón. La esperanza de vida de estos enfermos no sobrepasa los veinte años.

Personalmente, he de decir que su testimonio me ha impactado, y creo que a todos. Mientras Miquel Àngel hablaba, por momentos se le quebraba la voz y la emoción le invadía completamente. Junto a él he experimentado también esa emoción, como si de la mía propia se tratara. Sinceramente, es la primera vez en mi vida que asisto a una presentación de un libro tan emotiva como ésta.

El libro ya está en la calle, así que te recomiendo que lo compres, pues cuando lo leas no te vas a quedar indiferente. Está editado en braille, formato sonoro y tinta. Así que todos los ciegos y deficientes visuales que lo queráis leer, podéis solicitarlo a la ONCE en braille o descargarlo en audio a través de su biblioteca digital.

¡Disfrutadlo!

domingo, 17 de julio de 2011

Navegar a ciegas

¿Os habéis preguntado alguna vez si una persona ciega podría practicar algún deporte acuático? ¿Habéis tenido alguna vez la curiosidad de saber si los ciegos podrían navegar, y cómo podrían hacerlo? Pues lo cierto es que sí, sí podemos. Obviamente, como en todo, necesitamos tener nuestras adaptaciones para poder hacerlo, pero con apoyo sí se puede, y ahora mismo os lo voy a explicar.
El pasado domingo, un grupo de afiliados a la ONCE (Organización Nacional de Ciegos Españoles), tuvimos la oportunidad de practicar, durante todo un día, diversas actividades como piragüismo o windsurf. Todo comenzó con un proyecto que surgió de la mano de los profesionales de Watersports Mallorca, quienes deseaban salir de la rutina de trabajo de siempre y hacer algo diferente. Así, se dieron cuenta de que no existía una escuela especializada en enseñar a navegar a personas invidentes, por lo que pusieron en marcha un nuevo proyecto. Para ello, se pusieron a recavar información, hasta que dieron con Xavier Mandicó, deportista invidente, también fisioterapeuta y gerente de la Federación Catalana de Deportes para Ciegos, quien ha diseñado un método de aprendizaje para que las personas ciegas puedan navegar. Tras establecer contacto con él, los profesionales de la escuela comenzaron a experimentar con dos compañeros invidentes, para saber de qué forma podían enseñarnos a nosotros, pues para nosotros y para ellos se trataba de una situación totalmente nueva, ya que ellos necesitaban aprender de qué forma debían enseñarnos, y nosotros debíamos aprender a navegar sin el sentido de la vista, desarrollandno todos los otros.
Y, ¿en qué se basa el método de Xavier Mandicó? La persona ciega debe estar en permanente comunicación, mediante emisora de radio (ésta es condición indispensable), con otra persona que le hará de guía. Así, Xavier, mediante el sistema de emisora aquapaq, con una cobertura de hasta seis kilómetros, está en permanente comunicación con la persona que durante el tiempo que esté en el agua serán sus ojos. Según él explica, hay tres cosas fundamentales que deben tenerse en cuenta para poder navegar. En primer lugar, es fundamental contar con un buen material. En segundo lugar, el ciego ha de tener un buen conocimiento del entorno en el que se encuentra. Así, antes de echarse a la mar, el deportista invidente deberá crear un mapa de situación que sea su referencia. Deberá saber en todo momento dónde están las zonas acotadas, dónde están los bañistas, dónde hay otros deportistas, hacia qué dirección va el viento y por dónde le llegan las olas. Las olas, según explica Xavier, dan una información importantísima. “Existen referencias no visibles, pero sí perceptibles”, afirma.
El tercer aspecto fundamental a tener en cuenta, señala Xavier, es una comunicación óptima. Así, la confianza en el guía es vital, y la comunión entre éste y el deportista invidente ha de ser total y absoluta.
En resumen, que como falle el sistema de comunicación y la confianza del deportista en su guía, según mi opinión, ya falla todo.
Así pues, el domingo pasado tuvimos la oportunidad de conocer algunos de los secretos de la navegación marítima. Naturalmente, en un día no puede aprenderse todo. Aprender una actividad como ésta requiere mucho más tiempo y paciencia. He de decir que a mí el mar me encanta, pero lo cierto es que ya voy bastante liada y no tengo tiempo para hacer más cosas, pero tengo claro que, enseguida que pueda sacar algo de tiempo, lo invertiré en aprender a navegar.

Taxista empuja a una pasajera en silla de ruedas fuera del vehículo

Esta entrada va más bien dirigida a todos aquellos que lean el blog desde Mallorca.
Me han llegado noticias de que el taxista número 43, propietario de un vehículo adaptado para pasajeros en silla de ruedas, protagonizó ayer un episodio bastante lamentable. El susodicho empujó para fuera del coche a una clienta que había solicitado los servicios de este tipo de taxis. Todo fue porque este individuo había ido a esperarla algo más lejos de la puerta del lugar que se le había indicado. Cuando finalmente la clienta subió al vehículo, ésta le dijo al taxista que él tenía que haber ido a buscarla a la puerta de su domicilio. Como el taxímetro ya estaba corriendo, le dijo que lo que llevaba marcado ella no se lo iba a pagar, ya que él no había hecho lo correcto. Por esta razón, el muy hijo de puta empujó la silla de ruedas para fuera del coche, dejándola así a ella en la calle.
Todo esto lo supe la noche de ayer, ya que cogí un taxi para ir a mi casa y el taxista y otros cuantos más iban hablando por la radio de ese tema. Así, de momento sabemos que se trata del taxista número 43, y entre los compañeros se referían a él por la emisora como Paco. Por favor, corred la voz cuanto podáis, pues este hombre no puede quedarse impune ante tan nefasto comportamiento. La interesada, por su parte, va a denunciar,pero, de todas formas, yo lo escribo aquí para que todo el mundo sepa cómo se las gasta este animal. Realmente, estaría muy bien si al final le quitaran la licencia.

lunes, 23 de mayo de 2011

De lo corta que puede llegar a ser la gente...

Todos aquellos que sigan este blog desde aquí de España, recordarán que el pasado domingo tuvieron lugar las elecciones municipales y autonómicas. ¿Y por que me pongo a hablar de eso ahora? Pues os cuento. Para ese día, almenos en esta comunidad autónoma (Baleares) se había implantado un sistema de voto accesible para personas que, como yo, tienen una discapacidad visual, que teóricamente les permitía votar de forma secreta, sin ayuda de nadie, a través del sistema Braille, que para quien no lo sepa, es el código de lectoescritura que utiliza una persona ciega (más adelante hablaremos de él).

Cuando llegué al colegio electoral de mi zona para ejercer mi derecho a voto, aparentemente todo estaba en orden: en la mesa correspondiente, ya tenían el paquete preparado con todo el material necesario para que yo pudiera votar. Pues bien, con toda la normalidad del mundo abro aqella caja que había allí y me pongo a buscar las papeletas que quería meter en las urnas, por supuesto todas estaban marcadas en braille para que un ciego las pudiera localizar. Para aquellos que no sean de Baleares, para entender bien esta entrada les aclararé que lo que en esta comunidad se elegía eran los regidores del ayuntamiento de cada municipio, los miembros del Consell de Mallorca y el resto de islas, y los diputados al parlamento de Baleares y miembros del Govern Balear. Pues al poco rato descubro, para mi sorpresa, que en el kid de voto accesible este que me han traído sólo me viene un sobre con las papeletas correspondientes a la elecciones a los miembros del Parlamento y del Govern. Las compruebo una vez, y el resto de papeletas no está. Vuelvo a mirar, y efectivamente, no aparecen. “Dios mío, ¿pero qué han hecho?”, pensé yo. El kid de voto accesible no estaba bien. Habían puesto las papeletas correspondientes a las elecciones del parlamento y al Govern, nada más. Y, ¿qué pasa, es que las elecciones al Ayuntamiento y al Consell de Mallorca para los ciegos no existen? Por supuesto, visto el panorama, la persona que me acompañaba, mi madre en este caso, tuvo que ayudarme a buscar las dos papeletas que me faltaban. Hubo la suerte de que en aquel momento iba acompañada de una persona de confianza. Pero, ¿y si llego a ir sola? ¿Qué podría haber pasado si llego a tener que depender de alguien que estuviera por ahí que me ayudara a buscarlas? De ser así, la persona en cuestión habría tenido total libertad de cambiarme una papeleta por otra, y yo podría haberla metido en la urna tan felizmente, sin darme cuenta. Así pues, mi derecho como ciudadana a votar de forma secreta ha quedado limitado. Y de no ir acompañada de una persona de confianza, a saber si mi voto habría podido ser manipulado. Obviamente, hice que constara en acta mi protesta de que no pude ejercer mi derecho a voto libremente por este motivo.

Y me pregunto yo, ¿quién ha sido el iluminado del Partido Socialista, en el poder durante estos últimos cuatro años en Baleares, que ha tenido esta genial idea? Pues a quien haya sido le voy a decir un par de cosas. Y es que, si vas a hacer una cosa de éstas, por favor, o hazlo bien, o no lo hagas. No tienes más complicación que aplicar un poco de sentido común. Haz las cosas bien, no las dejes a medias. Lo único que habéis hecho ha sido otro gasto finalmente innecesario debido a la genial actuación que habéis llevado a cabo (por supuesto, lo de genial lo digo con toda la ironía del mundo).

Esto último también va dirigido a todos los miembros del Partido Popular, quien asumirá el poder tras su histórica victoria, y a su líder y candidato a la presidencia del Govern Balear, el señor Bauzá, para que de cara a las próximas elecciones no cometan la misma idiotez. Y es que esto no es ninguna broma, señores, estamos hablando ni más ni menos que del derecho de un ciudadano a ejercer su voto libremente, el cual se ve limitado porque nuestros gobernantes no hacen las cosas como es debido.

lunes, 16 de mayo de 2011

Metidas de pata

Lo que tiene no ver un carajo es que en ocasiones ocurre que metes la pata hasta el fondo, hasta el punto que deseas que te trague la tierra y no volver a aparecer. A continuación os voy a contar alguna de mis metidas de pata más significativas.

Empezaré por la metida de pata de la semana pasada. En este momento, la calle de mi facultad está en obras, por lo que llegar hasta ahí es un caos. Pues bien, cuando me faltaba poco para llegar, se me acerca un hombre y me dice:
-Espera, te voy a acompañar, no sea que te metas una leche así como está la calle”.
-Gracias –le dije yo, y me agarré a su brazo.
-No tardarán nada en terminar las obras –me dice el buen hombre-.
-Pues a ver si terminan ya, porque están dando demasiado la lata –respondo inocentemente-.
-Sí, -dice él-, pero cuando las obras acaben a nosotros nos echan al paro.
“¡Ay Dios”! Pensé yo en ese momento. Efectivamente, se trataba de uno de los trabajadores de la obra, que había dejado todo lo que estaba haciendo en ese instante para ayudarme y así evitar que me dejara los dientes en cualquier hueco de todo aquel follón. ¡Y yo le había dicho en su propia cara que ojalá pronto le quitaran el trabajo! Sólo acerté a pedirle disculpas, mientras me iba poniendo de todos los colores.

Otro día, antes de entrar a clase, fui a comer a un bar que hay cerca de la universidad y al que voy con frecuencia. En eso que entro, y veo que el ambiente es muy extraño. Viene hacia mí una señora, se acerca y me dice: “Ven por aquí, siéntate”. Así lo hice, y me voy dando cuenta de que todo está muy silencioso, y de que la mesa que tenía delante estaba llena de papeles.
-Pero... ¿tenéis abierto? –le digo yo ya bastante extrañada.
-¿Pero tú dónde vas? –me dice la mujer, notando también que algo raro ocurría-.
-¿Esto qué es? –le pregunto.
Y la tía me dice:
-Esto es una relojería. Tú vas al bar, ¿verdad?

Lo que me había pasado es que me había metido por error en el establecimiento de al lado. Menos mal que me di cuenta a tiempo y no le pedí a la mujer una cocacola, porque si no ya sí que me muero de la vergüenza, jajajaja.

Y otra de las veces que metí la pata fue cuando era pequeñita, debía tener yo unos ocho años, pero me acuerdo porque fue bastante sonada. Y es que un día estaba con mi madre en el super. El caso es que por el motivo que fuera ella me soltó la mano y la perdí por un momento. Al ratito, buscándola, me avalancé corriendo a quien supuestamente era mi madre, pero resultó que la mujer a la que me había agarrado no era mi madre, sino una mujer ya de cierta edad. Nunca olvidaré aquel momento en que mi madre vino rápidamente hacia mí y me dijo: “¡Carmeeeeeeen, qué haceeees!”.

Son muchas las veces que he querido que me tragara la tierra por estos motivos, ¡y las que me quedan! Un besito a todos, hasta una próxima entrada.

martes, 22 de marzo de 2011

Cosas raras

¿A quién no le ha ocurrido alguna vez algo de lo que después haya dicho: “qué cosas más raras que pasan a veces”. Pues a mí sí me ha ocurrido, y no una vez, sino muchas a lo largo de mi vida.

Hoy me he puesto a pensar, y se me ha ocurrido escribir una entrada, precisamente, contando alguna de estas anécdotas que me han ocurrido. Bueno, en esta ocasión, la sección de hoy estará dedicada a preguntas raras. Llamo así a las preguntas que, con mucha frecuencia, mucha gente me hace debido al desconocimiento y de la idea que tienen de la discapacidad, en mi caso la ceguera.

Son muchas las preguntas de este tipo que me han hecho, pero hoy aquí voy a hablar de las tres más importantes hasta el momento. Pues bien, hace algún tiempo, una persona que vino a mi casa de visita, en un momento dado se me acerca en una actitud bastante misteriosa. La conversación que mantuvimos fue la siguiente:
-Mira, quería hablar contigo –me dice la visitante con una notable intriga en su voz-.
-Pues tú dirás –le digo yo algo preocupada-.
-Quería comentarte... –continuaba ella-, todos nosotros pensamos, yo pienso, tú piensas... ¿entiendes?
-Sí –digo yo ya algo extrañada-.
Y en eso va y pregunta:
-¿Y tú... cómo piensas?
-Bueno... pues como tú lo harías, aunque no pueda ver, el cerebro lo uso de la misma forma que lo harías tú, pienso igual, y siento igual también... –acerté a responder, sin aún habérseme pasado el shock de la pregunta.

Como podréis imaginar, en estos casos, tu voz está diciendo una cosa, pero tu mente está diciendo todo lo contrario. En ese momento, lo que mi mente decía era: “Bueno, como tú seguro que no pienso, porque si tuvieras algo más de conocimiento del que demuestras tener, no habrías hecho una pregunta tan estúpida”.

En otra ocasión, estaba con mi familia visitando el Palacio Real de Madrid. Hubo un momento en que se nos acercó un segurata, ya algo mayor, que me comenzó a explicar algo del edificio. No sé a cuento de qué vino la pregunta estúpida que este buen hombre me hizo, pero me preguntó: “¿Tú sabes lo que es un perro?”
¡Pues por supuesto que lo sé! –le contesté yo, no de muy buenos modos por cierto, pues en ese momento ya iba algo cansada de tanto viaje, y me pilló de bastante mala leche-. Pero lo que mi mente le estaba contestando era: “Yo sí lo sé, pero usted no sé si lo sabe muy bien, por la media neurona que me ha demostrado únicamente poseer”.

Y la tercera pregunta rara de esta entrada, pero no menos importante, me la han hecho esta misma tarde. Ha sido unprofesor de la facultad, que mientras da sus clases se suele pasear todo el rato por toda la sala. Bueno, pues al salir de clase, me pregunta: “Me oyes bien cuando estoy atrás?”
-Sí claro –le dije-. Pero lo que quise decirle en ese instante fue: “Bueno, llevo tres años en esta facultad, pero parece ser que aún no te has enterado de queciega sí, pero sorda no”.

Como digo, son muchas las cosas raras que me han pasado, y las que me quedan, que espero poder compartir con vosotros por este medio, y que así nos riamos todos un rato.

¡Hasta una próxima entrada!

martes, 1 de marzo de 2011

Libros y nuevas tecnologías, una relación llena de inconvenientes

Imagino que muchos de los que sigan con frecuencia este blog sabrán que, para una persona ciega, hoy en día las nuevas tecnologías son más que indispensables para que pueda estudiar y trabajar como el resto de las personas de su entorno. En este sentido, para poder un ciego acceder a un libro determinado, cuando éste no está disponible en sistema braille, muchas veces ha de valerse de su ordenador, descargándose el libro en cuestión grabado en audio, si es que éste se encuentra en la red, o bien en un formato que sea accesible para el lector de pantalla que en cada caso se use.
Hasta aquí todo normal, hasta que en el momento de ir a descargar el libro en cuestión surgen los problemas. Esta mañana, por ejemplo, he querido buscar un libro que necesito para una materia de la universidad. Entro a la página web y sigo todos los pasos, hasta que el archivo con el libro se descarga a mi ordenador. Pero cuando lo abro, ¡oh, sorpresa! Lo que me muestra mi lector de pantalla es un archivo en blanco. Lo cierro, lo abro de nuevo por si antes hice algo mal, y vuelve a ocurrir lo mismo. Bien, ya sé lo que ocurre. Lo que han hecho ha sido escanear el libro y guardarlo en formato pdf. Teóricamente éste es un formato accesible, pero no lo es si el libro se escanea de según qué forma, pues al hacerlo así sin más, el Jaws, que es como se llama nuestro revisor de pantalla, lo toma como una foto, y como él no lee fotos, se cree que es un archivo en blanco. Para poder acceder un ciego al libro, se debería haber usado un programa reconocedor de caracteres, el cual a la hora de escanear el documento, lo transforma en texto accesible que puede guardarse en el formato que uno desee.
¿Y por qué cuento todo esto? Pues porque, por este tipo de cosas, muchas veces el acceso a un libro nos está vetado. Y esto se vuelve un problema más grave cuando el libro al que se quiere acceder se necesita como manual para una asignatura. ¿Qué hacer en estos casos? Buscar ayuda externa. Sí, aquí en España tenemos la ONCE como organización de ciegos, la cual nos ayuda en este y otros temas. Pero hay que tener en cuenta que, al pedir la transcripción de un libro a la ONCE, ya sea al sistema braille, un formato digital, o como uno quiera, pueden tardar fácilmente el tiempo que dura medio año académico en la universidad, es decir, tres meses por lo menos, ya que no soy yo la única que pide transcripciones, y la ONCE no tiene el personal necesario para atender a cada uno de los afiliados de forma personalizada. Por eso hablo de ayuda externa, ya que por estos motivos en ocasiones necesitamos que alguien de fuera de la ONCE transcriba el libro a ordenador para nosotros, y así poder estudiar. En mi caso esto lo hace mi madre, que es quien más apoyo me ha dado durante mi etapa escolar y ahora universitaria. Claro está, transcribir todo un libro (muchas veces hablamos de tochos de 200 o 300 páginas) es un trabajo duro, y aquí no puedes pedir ayuda a cualquiera, sino que quien lo haga ha de ser alguien cercano a ti, con buena voluntad, que esté dispuesto a realizar ese esfuerzo, de forma personal, a no ser que se trate de una persona a quien pagues por ello, claro, pero si hubiera tenido que pagar a alguien por cada libro que se me ha tenido que transcribir, con la crisis que hay ahora, estaría en ruina total.
¿Y existen soluciones para todos estos inconvenientes? Sí, varias, pero cuandoseanalizan bien, siempre tienen sus puntos en contra. Una de ellas sería ponerse en contacto con la editorial del libro para ver si podrían hacernos el favor de cedérnoslo digitalizado, pagando un precio por ello, por supuesto. Pero, por mucho que se les explique la situación, no lo van a hacer, pues si cedieran los libros en formato digital así de cualquier modo,directamente se irían a la porra, ya que circularían de ordenador en ordenador, y esto, a medio o a largo plazo, haría que la gente no los comprara.
Y ahora muchos dirán, ¿y los e-books? Teóricamente los libros electrónicos o e-books podrían ser una solución. Yo los he probado y, según mi experiencia, puedo decir que a los ciegos no nos arreglan nada. El problema que tienen es que están protegidos de tal forma que, no sé por qué razón, con el Jaws no puede accederse a ellos. Lo cierto es que, en su momento, un amigo informático y yo estuvimos investigando a ver si encontrábamos la forma de cargarnos todo aquel mecanismo de protección para hacer el e-book accesible, pero no hubo suerte. El resultado fue que me gasté una pasta por una cosa que en teoría habría de serme de utilidad, pero que lo único que hacía era ocupar espacio en mi ordenador.
Lo que deberían hacer las editoriales en este sentido, es investigar para hallar una solución a estos problemas. Sería bueno que trabajaran, junto con los centros de investigación correspondientes, en la incorporación de algún tipo de programa, con una serie de claves, que hicieran accesibles los libros electrónicos, o que sí pudieran cedernos los libros digitalizados, pero que nos fueran instalados sólo en un ordenador, de tal forma que no podamos hacerlo en ninguno más, o algo parecido.
Igual no consigo mucho escribiendo y publicando esta entrada. Pero si de pura casualidad la lee el dueño de alguna editorial, me gustaría pedirle que reflexionara sobre ello, y que pusiera su granito de arena para ayudar a que personas como yo tengamos las mismas oportunidades para acceder a los libros, sea porque estamos estudiando una carrera, o simplemente, por el placer de disfrutar de una buena lectura.

miércoles, 2 de febrero de 2011

Ayudemos a José Luis Burgos

Este hombre nos necesita. No dejéis de leer esto y de colaborar. Recordad, con un pequeño gesto, por insignificante que parezca, podemos cambiar una vida.











Han actuado
0 personas


Nos faltan
0 firmas






Actúa ahora






























Tu nombre
Tu apellido
Tu correo-e
Cód. Postal