martes, 16 de octubre de 2012

Salvemos la vida de Eduardo



Siempre he dicho que historias como ésta tendrán sitio asegurado en mi blog. La de Eduardo no será diferente.

Eduardo padece una enfermedad muy grave. No sabe si podrá salvarse o no. Los ahorros de toda su vida se encuentran congelados en el BBVA, por haber comprado, sin él saberlo, participaciones preferentes en importantes empresas. Hoy, sólo pide una cosa: que sle devuelvan su dinero, bien para poder costearse el caro tratamiento al que debe someterse o, si no se puede salvar, para morir tranquilo dejando sus ahorros a su familia.

Por este motivo, él y su pareja han creado esta petición en Change.org.

Éste es el mensaje que esta plataforma ha lanzado:

"No me voy a poder ni morir tranquilo".

Eduardo está muy enfermo. Hace meses empezó a oír en la televisión que el dinero de las preferentes peligraba. Pensaba que no le afectaría. Él no sabía que lo que su banco de confianza, el BBVA, le recomendó comprar hace años eran participaciones preferentes de REPSOL y de EROSKI. Casi 150.000 euros. Los ahorros de una vida. BBVA dice que ahora ese dinero de Eduardo está “congelado”. Su vida y la de su pareja, Julia, también. Por eso han creado una petición en Change.org.

Eduardo está ingresado en el Gómez Ulla, con un cáncer de hígado con varias complicaciones. No sabe si puede ser tratado o trasplantado. Ni puede saberlo. Porque la familia de Eduardo no puede disponer de sus ahorros para pagar las pruebas urgentes que digan si puede ser receptor. “Nos dicen que recuperará un 20% del dinero pronto. Y que nos pueden ofrecer un crédito. Eduardo está destrozado. Y no tiene tiempo”.

A Julia le parece indignante que el banco en el que Eduardo ha confiado toda la vida le esté ofreciendo a la familia negociar un crédito para afrontar las pruebas en estos momentos de vital necesidad.

Si la ciudadanía conoce cómo BBVA está respondiendo a la dramática situación de uno de sus clientes de toda la vida, no podrá dejar de atender a Eduardo.
“Queremos saber si puede salvar su vida. Y si no fuera así, que le den garantías de que ese dinero volverá. Sólo morirá tranquilo si sabe que deja sus ahorros a su familia”.

Tú puedes ayudarle con tu firma virtual. Para ello, entra aquí:

No hay comentarios:

Publicar un comentario